¿Qué es el Counseling?

Es una profesión en sí misma que, por medio de un proceso acotado en el tiempo y encuadrado en sus objetivos específicos, áreas y medios de intervención, facilita un proceso de cambio a personas, parejas, familias y/o grupos.

El profesional del counseling, facilita la resolución de problemas, fomentando el desarrollo y la utilización del potencial de la persona, sin que esto implique una profunda reestructuración de la personalidad.

El Counseling como abordaje, no procura cura de ninguna índole, se corre del paradigma médico terapéutico, donde hay una persona a quien curar, es una disciplina que interviene en el área de la prevención y promoción del desarrollo humano, no actúa en campos donde ya existen otras profesiones que dispensan su atención a personas «enfermas».

La especificidad del Counseling no es la terapia, ni el espacio de lo psicoterapéutico, sino el desarrollo personal y humano, más allá del marco teórico que el profesional implemente, sea este desde el enfoque Humanístico o Sistémico, su tarea de ayuda estará dirigida a personas que necesitan, un momento de escucha y acompañamiento para comprender mejor sus problemas, tomar decisiones, o realizar cambios en algunos aspectos de sus vidas.

El counseling viene a llenar parte de un vacío socio-cultural, como una oportunidad para el desarrollo de las potencialidades inherentes de la persona y para que estos puedan reconocer sus propios recursos internos.

Un poco de Historia

La consultoría psicológica o Counseling no es coaching ni es acompañamento terapéutico. Surgió en EE.UU. hace más de 60 años, desde un marco educacional y social. Se originó en los orientadores vocacionales de fines del siglo diecinueve, quienes trabajando en áreas educacionales y sociales vieron la necesidad de ayudar en la vocación estudiantil, laboral y de la vida en general. Los trabajadores sociales en la década del ´30,  retomaron estos conceptos en el marco de la crisis que ese país estaba sufriendo, para satisfacer las demandas de pedidos de ayuda que no tenían su fundamento en psicopatologías, sino en crisis que acontecían en personas mentalmente sanas. Integrando la acción social comunitaria, la educación, la psicología y filosofía, se constituyó entonces una identidad propia e independiente que se definió alrededor de la década de 1940.

La segunda guerra mundial aumentó la demanda de estos profesionales, para ayudar a los excombatientes y a sus familares, y por otro lado, las instituciones educacionales comenzaron a incluir gabinetes de counseling para asesorar y ayudar a alumnos, docentes, familias y directivos de las mismas.

Desde su origen, la consultoría psicológica se expandió a muchos países del mundo, incluyendo Inglaterra, Japón, Rusia, Australia, México, Chile, Uruguay y Argentina, entre otros muchos, siendo más de 40 países quienes hoy registran esta actividad profesional.

Como profesión propiamente dicha, el Counseling surge en EE.UU. en la década del ´60 de la mano del psicólogo Carl Rogers ( 1902-1987 ), considerado por la American Psychological Association (APA) como el sexto psicólogo más importante del siglo XX y el segundo entre los clínicos (solo superado por Sigmund Freud). Junto a Abraham Maslow  fundaron la Psicología Humanista que surge como tercera fuerza luego del Psicoanálisis y el Conductismo, no como oposición sino como propuesta integradora.

En nuestro país, la consultoría psicológica, es introducida por el Lic. Andrés Sánchez Bodas en 1987, dando inicio al proyecto de una nueva profesión de ayuda que intenta insertarse en un área de escaso desarrollo en el país, como es el de la Prevención y Promoción de la Salud y el Desarrollo Humano.

En 1992, el Ministerio de Cultura y Educación de la Nación aprobó por Resolución Ministerial N° 998/92 con carácter experimental los planes de estudio de la carrera de Consultor Psicológico (Counselor) y fue aprobada definitivamente por resolución de la Secretaría de Educación N° 212/98. Posteriormente se aprobó el plan que oficializó el dictado de la carrera desde el Enfoque Sistémico, por Resolución N°310/01 de la Secretaría de Educación. 

En 2014 se aprobó un nuevo plan de estudios con mayor carga horaria. La carrera oficial de consultor psicológico en Argentina hoy tiene duración de tres años y se dicta de forma presencial en el ámbito de la educación privada.

Están vigentes en la actualidad, creado por quien introdujo y creó la carrera,  el  primer plan de acuerdo a la ley de Educación  Nacional Nº 26.206 en el marco de la Ley de Educación Superior Nº 24.521 y por la ley de Educación Técnico Profesional Nº 26058.

En el apartado 4.2 del proyecto aprobado, denominado “Competencia del título y/o certificado” dice textualmente:«Los títulos a) Consultor Psicológico y b) Consultor Psicológico especializado en…, habilitan para a) Establecer relaciones de ayuda psicológica interventivas y preventivas, las que el consultor, sirviéndose de la comunicación lingüística, sobre la base de recursos provenientes de la psicología humanística, intenta, en un lapso relativamente corto, promover en una persona o grupos normales desorientados, sobrecargados, confundidos, en crisis, procesos activos de aprendizaje de autoayuda, su capacidad de autodirección, su competencia operativa y el desarrollo de sus potencialidades. Esta tarea se puede desarrollar en forma independiente o en relación de dependencia…» desde el Enfoque Humanístico Centrado en la Persona o desde el Enfoque Sistémico.

¿De qué hablamos exactamente cuando hablamos de Consultoría Psicológica?

Es una profesión de ayuda que apunta desde su saber psicológico a la prevención y atención, de personas con problemas existenciales, conflictos y crisis vitales. Desde el establecimiento de una relación de ayuda, un consultor psicológico colabora en la resolución de conflictos de diversa índole, tanto a nivel individual, de pareja, familiar y grupal. Como abordaje, esta profesión no procura la cura de ninguna índole, ya que no comparte el paradigma médico terapéutico, donde hay una persona a quien curar.

Promueve el bienestar humano y el desarrollo de las potencialidades individuales en cualquier contexto donde se vean involucradas las relaciones interpersonales.

El objetivo de esta profesión es la prevención de enfermedad y la promoción de salud.

La integración en su formación de disciplinas tales como la filosofía, la psicología, la educación y la medicina, entre otras, hacen de la consultoría psicológica una profesión única que permite a los profesionales utilizar un abordaje multidimensional que atiende holísticamente (integralmente) las necesidades de los consultantes. Este proceso tiene como encuadre un marco actitudinal de diálogo, relacional, empático, incondicional y auténtico que se brinda a los individuos, parejas, familias, grupos u organizaciones. 

No es una rama de la psicología, de la medicina, ni de la filosofía, sino una profesión de la salud con plena autonomía y caracterizada por su propio cuerpo de conocimientos, experiencia y práctica profesional.

Aunque el consultor es un profesional independiente, no es extraño encontrar profesionales que provengan de otras profesiones como psicólogos, trabajadores sociales, médicos, educadores, abogados, etc, que desean prepararse para ejercer la consultoría psicológica.

 

En su ámbito de acción se incluyen: crisis evolutivas ( adolescencia, primera juventud, constitución de una pareja, embarazo, nacimiento y crianza de los hijos, salida de los hijos del hogar, menopausia, edad madura, senectud), crisis situacionales ( muerte, enfermedades, accidentes, pérdida laboral, separaciones, etc.), adicciones, sexualidad, y temas de ámbitos educativos, laboral y deportivo, entre otros.

El consultor puede trabajar de manera particular en su consultorio, o inserto en equipos interdeisciplinarios, en diversos ámbitos ( colegios, hospitales, instituciones mentales, empresas, centros deportivos, etc.)

Artículos Referidos

Artículos Referidos

Susana Ingrid Joski, de 52 años, madre de dos hijos, aseguró que el hecho de acudir a una terapia de counseling le cambió la vida, y reconoció sentir un profundo agradecimiento por esta disciplina, que propone una forma diferente de las psicoterapias tradicionales para superar situaciones puntuales de crisis.
(Seguir Leyendo)
Consolidada como una herramienta de gestión de los recursos humanos, el aprendizaje y la aplicación del counseling se viene afianzando en los últimos años en nuestro país...


(Seguir Leyendo)
El counseling, una profesión de ayuda que asiste a las personas en momentos de crisis y cambio, también está creciendo en la Argentina. Los especialistas en la consultoría psicológica dicen que la gente busca resolver sus conflictos en un lapso más breve (los procesos duran de seis a doce meses) y de forma no tradicional, en vez de acudir a un psicoterapeuta.
(Seguir Leyendo)
Susana Ingrid Joski, de 52 años, madre de dos hijos, aseguró que el hecho de acudir a una terapia de counseling le cambió la vida, y reconoció sentir un profundo agradecimiento por esta disciplina, que propone una forma diferente de las psicoterapias tradicionales para superar situaciones puntuales de crisis.
(Seguir Leyendo)
Consolidada como una herramienta de gestión de los recursos humanos, el aprendizaje y la aplicación del counseling se viene afianzando en los últimos años en nuestro país...


(Seguir Leyendo)
El counseling, una profesión de ayuda que asiste a las personas en momentos de crisis y cambio, también está creciendo en la Argentina. Los especialistas en la consultoría psicológica dicen que la gente busca resolver sus conflictos en un lapso más breve (los procesos duran de seis a doce meses) y de forma no tradicional, en vez de acudir a un psicoterapeuta.
(Seguir Leyendo)

@

Diseño por proyectoarroba.com